El fundamento firme

El fundamento firme

Con cada año que pasa, la inseguridad en el mundo parece cada vez más evidente. Las catástrofes naturales y provocadas por el hombre cobran vidas; los cambios en el equilibrio político; las riquezas que vienen y se van. Todo nos hace preguntar: ¿Habrá un fundamento firme?

La inestabilidad puede crear sentimientos de inseguridad y temor, a menos que nos aferremos a las verdades que Dios nos ha dado. La Biblia se refiere a Jesucristo como roca y fundamento firme (1 Co 3.10,11; Ef 2.20). Y sabemos que Dios es inmutable y soberano; nada puede obstaculizarlo o moverlo. Su Palabra es verdad, y durará para siempre.

Aquellas personas, que por gracia, creen en Cristo tienen la dicha de una relación eterna y segura con Dios. Son adoptados como sus hijos, y nada puede robarles esta posición. Es más, estos creyentes tienen asegurado un hogar eterno con Él. Aunque a veces puedan sentirse inquietos por las circunstancias, pueden regocijarse cuando las pruebas los lleven con humildad a la cruz de Cristo, donde encontrarán la paz y seguridad verdadera.

¡Qué seguridad tan grande se puede tener solo en Cristo! Podemos descansar en paz y plena confianza, sabiendo que nuestros corazones están seguros en Él. Como dijo el rey David en el Salmo 16.8 (LBLA): “Al Señor he puesto continuamente delante de mí; porque está a mi diestra, permaneceré firme”.

Y usted… ¿Ya fue ante la presencia de Dios en arrepentimiento y fe para pedir ser salvo por gracia y poder refugiarse en el único fundamento firme?

“Todos los miembros de la iglesia son como un edificio, el cual está construido sobre la enseñanza de los apóstoles y los profetas. En ese edificio Jesucristo es la piedra principal.” – Efesios 2:20

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter