¿Es su fe genuina?

Casa sobre la roca

Algunas personas asumen que son cristianas por el solo hecho de haberse criado en una familia cristiana, o porque han asistido a la iglesia desde la infancia. A veces, creen en la realidad del Señor Jesús, de la misma manera que están seguros de que alguien importante existió pero ¿Es su fe genuina?

Pero también hay muchas personas que limitan a propósito lo que creen acerca de Cristo y su Palabra. No quieren una fe que les exija abandonar sus pecados y cambiar su estilo de vida. Si se les pregunta qué creen, pueden responder que su fe es un asunto privado.

A otras personas se les ha hecho pensar que son salvas debido a una experiencia. Pueden haber escuchado una confusa invitación a hacer del Señor Jesús una parte de su vida, tal vez un encuentro en una iglesia les hizo sentirse cerca de Dios o simplemente haber repetido una oración sin arrepentimiento y ni convicción.

¿Cómo podemos estar seguros de que nuestra fe es genuina y nuestra salvación segura? El Señor Jesús dijo que la prueba está en nuestra obediencia a la Palabra de Dios. Si estamos en Cristo, se hará evidente por medio de nuestro carácter, conducta y conversación.

Lea a continuación lo que El nos dice:

No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino solo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.
Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.
Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena.
Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, soplaron los vientos y azotaron aquella casa. Esta se derrumbó, y grande fue su ruina.
– Mateo 7:21, 24-27

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter